Tu cesta : 0,00 EUR
  •  
  • Informaciones
  •  

El Último Trimestre de Embarazo



Alrededor de la semana 36 tendremos una visita obligada con nuestro ginecólogo para comprobar que todo está en perfecto estado y además para recibir la última batería de pruebas que nos analizarán durante este periodo de gestación.

Nos enfrentamos a la analítica del último trimestre, donde nos medirán todos los valores normales del hemograma, además de algunos parámetros extraordinarios, como por ejemplo puede ser la hormona tiroidea; también se tomarán muestras específicas en consulta del estreptococo Galactilae, que en caso de ser positivo, supondrá que el día del parto debe aplicarse penicilina de manera intravenosa a la madre para evitar el contagio del bebé durante su nacimiento.

También se realizan alrededor de la semana 37 las pruebas de la anestesia a todas las embarazadas, ya que, aunque se desee un parto natural a veces es imposible llevarlo a cabo y la intervención sanitaria se hace imprescindible a través de una cesárea en algunos casos de urgencia, dependiendo de la situación tanto de la madre como del bebé. Esta prueba consiste en un electrocardiograma que se complementa con la analítica anterior.

En teoría con estas pruebas queda preparado ya todo para el momento del nacimiento. A partir de la semana 37 de gestación el niño se considera a término y el embarazo tiene un plazo de unas cuatro o cinco semanas más de duración a partir de esta fecha ya que en el ámbito sanitario normalmente los niños no deben seguir en el vientre materno más allá de la semana 42.

Es en este momento en el que la gestación tiene un desarrollo de 8 meses y medio y el niño está perfectamente capacitado para vivir fuera del vientre materno. Hay algunos que ya están maduros y hay otros niños que van a tardar hasta un mes más en nacer y conseguir el desarrollo óptimo para poder vivir fuera del seno materno y mientras tanto la madre debe controlarse la tensión para evitar la eclampsia y la hinchazón de pies y manos que a veces indican una excesiva retención de líquidos producto de esta misma situación.

Tan sólo queda esperar el feliz acontecimiento y la llegada del pequeño a la familia.

Andrea Fernández del Val. La Giganta comunicación.
Escrito el  2 Oct 2017 12:01  -  Enlace permanente

Comentarios

¡Qué nervios! Tengo una impaciencia encima...
Redactado por: Carla Alejalde - 2 Oct 2017 12:12

Escribe un comentario

Los comentarios son moderados, serán publicados luego de ser aprobados por el autor.
El nombre y el email son obligatorios. El email no será públicado.
Comentario
Nombre *
Email *
Sitio Web